Recetas de cócteles, licores y bares locales

Presentación de diapositivas de 36 cosas que hacer con las pastillas de caramelo

Presentación de diapositivas de 36 cosas que hacer con las pastillas de caramelo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Magdalenas De Maíz Dulce

Con la tendencia de los cupcakes todavía, de alguna manera, viva, estos únicos y visualmente atractivos magdalenas será una dulce despedida para una fiesta de Halloween, especialmente para los niños.

Palomitas de maíz dulce

Aquí tienes una gran idea para un favor: envía a tus invitados a casa con un mezcla de palomitas de maíz tricolor para satisfacer sus antojos de bocadillos.

Caramelo De Maíz De Caramelo

Piruletas, paletas de malvavisco, dulces de azúcar, ¡oh, Dios mío! Crea una barra de chocolate entera llena de golosinas temáticas de maíz dulce en su próxima velada.

Bolsas de dulces de truco o trato

Establece el tono para este año con un escenario bolsa de truco o trato - ¡Un caramelo de maíz!

El mejor disfraz para un recién nacido o un niño pequeño; solo asegúrate de recordarles a tus amigos y familiares que no son comestibles, aunque se vean tan deliciosos.

Disfraz de Candy Corn

los último disfraz para un recién nacido o un niño pequeño, solo asegúrese de recordarles a sus amigos y familiares que no son comestibles, a pesar de que se ven deliciosamente adorables.

Vodka de maíz dulce

Toma un favorito de la infancia y conviértelo en algo amigos adultos puede disfrutar.

Palomitas de maíz de caramelo

Crea un favor de fiesta único llenando un empujar pop con maíz dulce y otras delicias festivas.

Decoración de velas de maíz dulce

Cree una mesa como ninguna otra simplemente colocando una vela en un jarrón lleno de maíz dulce.

Barras De Caramelo De Maíz De Caramelo

Maíz dulce y barras de caramelo - lo mejor de ambos mundos si nos preguntas.

Macarons de maíz dulce

Como los macarons están de moda, deseche los sabores habituales de frambuesa, lavanda y pistacho y reemplácelos con uno con temática de Halloween para que su fiesta sea tanto festiva como elegante.

Guirnalda de maíz dulce

Como lo haría con las palomitas de maíz, ensarte maíz dulce para ambientar la escena en su hogar. Será una actividad divertida para sus hijos.

Pompones de maíz dulce

Los pompones son una tremenda tendencia en la planificación de eventos de bricolaje, así que ¿por qué no tomar el concepto y hacerlo festivo? Crea pompones con temática de maíz dulce para una fiesta de Halloween o una cena de otoño.

Calabazas de maíz dulce

Omita el tallado y, en su lugar, pinte sus calabazas de blanco, naranja y amarillo en honor al regalo de Halloween.

Parfait de maíz dulce

¿Organizando un desayuno de Halloween? Empiece bien el día con esta receta de parfait.

Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Agrega galletas a tu mesa decorativa de postres. Si bien estas son galletas de azúcar simples, hay muchas otras recetas rellenas de maíz dulce en Pinterest.

Pizza de maíz dulce

¡Los niños se volverán locos por estas rebanadas! La pizza tiene el mismo tono que los dulces de otoño, por lo que los niños pensarán que están comiendo postre para la cena. Para obtener más menús infantiles con temas de Halloween, dirígete aquí.

Merengues de maíz dulce

Perfecto para un té de la tarde, estos merengues realmente harán una declaración.

Corteza de maíz dulce

Dales estos como obsequios a los maestros o compañeros de trabajo en honor a la festividad.

Cheesecake de maíz dulce

Después de una cena de cosecha, los invitados disfrutarán de este pastel codificado por colores.

Waffles de maíz dulce

Combínalo con el parfait para un comienzo dulce de Halloween.

Manicura de maíz dulce

¡Agrega esta manicura a tu disfraz para darle el toque final perfecto!

Jarrón de maíz dulce

Crea un arreglo floral en un jarrón y colócalo dentro de otro lleno de maíz dulce para un centro de mesa que seguramente se destacará.

Topiario de maíz dulce

Perfecto como regalo o como pieza central, este árbol lleno de dulces hará que los invitados sientan realmente el tema de Halloween.

Mezcla para bocadillos de maíz dulce

Agregue esta mezcla de bocadillos a la lonchera de sus hijos para un regalo dulce y festivo durante la semana escolar.

Golosinas Krispy de arroz de maíz dulce

Los niños celebrarán Halloween en la escuela con su fiesta anual de Halloween. Envíe esta golosina para que sus hijos puedan disfrutar con sus amigos.

Pretzels de maíz dulce

Un refrigerio perfecto para que los invitados coman mientras salen de su fiesta, esta mezcla de pretzel de color caramelo es un regalo de fiesta ideal.

Martini de maíz dulce

Aquí no hay aceitunas, solo las cosas dulces. Haz de esta una bebida exclusiva en tu fiesta de disfraces.

Butterfinger de maíz dulce

El paraíso de los dulces de mantequilla de maní. Mezcla los dos queridos sabores y crea un dulce que no olvidarás.

Chupitos de gelatina de maíz dulce

Sí, el maíz dulce acaba de llegar.

Helado de maíz dulce

Apile sus sabores favoritos con esta receta para hacer un postre exquisito que realmente establecerá el listón para sus invitados.

Magdalenas de maíz dulce

Sorprenda a sus amigos en su intercambio de galletas de Halloween con estas magdalenas de maíz dulce.

Ensalada de frutas de maíz dulce

Su desayuno de Halloween ahora está completo con esta ensalada de frutas adecuada para las vacaciones.

Colgador de puerta de maíz dulce

Establezca la escena en interiores o exteriores con este atractivo colgador de puerta con temática de dulces.

Empanadas de menta y maíz dulce

Prepara a tus amigos para las próximas vacaciones combinando el sabor de la Navidad con Halloween.

Corona de maíz dulce

Nada dice "Bienvenido a nuestro hogar" mejor durante esta época del año que un corona tricolor. Cuando los traficantes de trucos o golosinas llamen a la puerta, sabrán que visitar su casa significa que obtendrán las cosas buenas.


Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Solo para que sepas que yo, como Kate, tuve muy buenas intenciones de publicar comida real hoy. Pero hay un tiempo limitado antes de Halloween y luego no podemos publicar cosas divertidas como esta durante todo un tiempo. año, entonces ya ves que debemos! Y, de hecho, puedes hacer cosas temáticas de maíz dulce durante todo el Día de Acción de Gracias, ¡así que vívelo! Pero tengo una receta de cena real el lunes. De verdad. Está hecho. Fotografiado. E incluso incluye verduras (¿las recuerdas?) Así que estad atentos. Hasta entonces, prepárense para la sobrecarga de ternura de Halloween. He estado haciendo estos durante mucho tiempo y he notado que aparecían en blogs en todas partes durante los últimos Halloweens, así que pensé que nos subíamos al tren. Porque son demasiado, demasiado lindos. Y también, muchas galletas demasiado lindas requieren algo de talento artístico y una gran cantidad de tiempo para completarse, ¡pero en realidad son rápidas y fáciles! No es necesario rodar y usted ni siquiera necesita un cortador de galletas. Tan fácil.

Comience con un lote de galletas de azúcar y divida su masa en tres porciones iguales. Como estos no se van a untar con glaseado, agrego extracto extra a mi masa, como vainilla doble y un poco de almendra también. De hecho, probé una nueva receta de masa que me encantó y te contaré más sobre ella más adelante. Creo que esto también sería tan lindo y delicioso con galletas de mantequilla.

Dejará una de esas porciones como está (esta será la parte blanca del maíz dulce) y luego coloreará una de las porciones restantes de amarillo y una de naranja. Siempre recomiendo usar colorante alimentario en gel o en pasta, pero también puedes usar líquido. El color en gel de la marca Wilton es bastante fácil de conseguir, cómpralo en Amazon o puedes encontrarlo en tiendas de manualidades como Michaels.

Y aquí & # 8217s un pequeño consejo. Cuando esté coloreando varias cosas en una receta, comience de la más clara a la más oscura y luego no tendrá que lavar todo lo demás. En este caso, haz tu amarillo primero, porque un poquito de amarillo mezclado con el lote de naranja que harás después de ganar no hará ninguna diferencia, pero si obtienes naranja en tu amarillo podría arruinar el amarillo. ¿Tener sentido?

Ahora solo necesitarás un molde para pan. Cualquier tamaño funciona, la exactitud no es & # 8217t importante aquí, puedes manipular como tú & # 8217 verás que lo hice en un minuto. Pero si tiene una opción entre una sartén más grande y una más pequeña, es posible que desee la más pequeña. Solo toma un gran trozo de envoltura de plástico y colócalo en la sartén.

Lo primero que harás es colocar la masa para galletas sin color en el fondo de la sartén y extenderla lo más plana que puedas. Es útil colocar una hoja de plástico sobre la masa y alisarla con los dedos. Retire el plástico y luego agregue la capa de masa de naranja y repita.

Vas a tener 3 capas aquí y la altura de tu masa determinará el tamaño de tus galletas. En mi caso, hice un pequeño lote de masa para galletas, y si la esparciera por completo en mi molde grande para pan, cada capa sería tan delgada que produciría galletas diminutas. Así que esa es la razón por la que notará que no extendí mi masa hasta el final. Dispara alrededor de 3/4 de pulgada por capa al menos. Siempre puede hacer galletas más grandes si lo desea.

Finalmente coloca tu última capa de masa encima, puedes ver aquí como uso el plástico para alisarlo, lo que lo hace bonito y plano.

Después de la capa superior, simplemente envuelva el plástico alrededor de la masa y coloque la sartén en el refrigerador durante unas horas, o en el congelador durante unos 30-60 minutos. Querrá esto muy frío, hasta el final para que corte agradable y suave.

Cuando haya terminado de enfriar, desenvuelva y debería tener una buena hogaza de masa en capas.

Ahora corte ese pan en rodajas de aproximadamente 1/4 de pulgada, trabajando unas pocas a la vez.

Para que mis galletas se vean más bonitas, uso un cuchillo afilado y hago un buen corte limpio en la parte superior desigual.

Ahora solo corta tu rectángulo en pedazos triangulares. ¿Ver? ¡Maíz dulce mágico! Tendrás algunos pedazos de masa de los extremos de tu rectángulo y la astilla superior que cortaste. Hornee esos también, ¡todavía saben muy bien!

Ponlos en tu bandeja para hornear

Y si lo desea, puede espolvorearlos con azúcar o con chispas gruesas.

Y hornee de acuerdo con su receta de galletas de azúcar.

Me gustan más los que tienen azúcar porque se ven un poco brillantes.

Otra cosa divertida que puedes hacer es mojar los extremos en corteza de almendra o chocolate blanco. A veces simplemente sumerjo la parte blanca (que estará en la parte superior de algunas galletas y en la parte inferior de otras) y luego la cubro con chispas blancas. Esto no es complicado, y realmente es rápido de hacer si quieres disfrazarlos un poco.

También son lindos con solo la parte superior inclinada sumergida. Encontré esas chispas naranjas, amarillas y blancas en Target.


Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Solo para que sepas que yo, como Kate, tuve muy buenas intenciones de publicar comida real hoy. Pero hay un tiempo limitado antes de Halloween y luego podemos publicar cosas divertidas como esta durante todo un tiempo. año, entonces ya ves que debemos! Y, de hecho, puedes hacer cosas temáticas de maíz dulce durante todo el Día de Acción de Gracias, ¡así que vívelo! Pero tengo una receta de cena real el lunes. De verdad. Está hecho. Fotografiado. E incluso incluye verduras (¿las recuerdas?) Así que estad atentos. Hasta entonces, prepárense para la sobrecarga de ternura de Halloween. He estado haciendo estos durante mucho tiempo y he notado que aparecían en blogs en todas partes durante los últimos Halloweens, así que pensé que nos subíamos al tren. Porque son demasiado, demasiado lindos. Y también, muchas galletas demasiado lindas requieren algo de talento artístico y una gran cantidad de tiempo para completarse, ¡pero en realidad son rápidas y fáciles! No es necesario rodar y usted ni siquiera necesita un cortador de galletas. Tan fácil.

Comience con un lote de galletas de azúcar y divida su masa en tres porciones iguales. Como estos no se van a untar con glaseado, agrego extracto extra a mi masa, como vainilla doble y un poco de almendra también. De hecho, probé una nueva receta de masa que me encantó y te contaré más sobre ella más adelante. Creo que esto también sería tan lindo y delicioso con galletas de mantequilla.

Dejará una de esas porciones como está (esta será la parte blanca del maíz dulce) y luego coloreará una de las porciones restantes de amarillo y una de naranja. Siempre recomiendo usar colorante alimentario en gel o en pasta, pero también puedes usar líquido. El color en gel de la marca Wilton es bastante fácil de conseguir, cómpralo en Amazon o puedes encontrarlo en tiendas de manualidades como Michaels.

Y aquí & # 8217s un pequeño consejo. Cuando esté coloreando varias cosas en una receta, comience de la más clara a la más oscura y luego no tendrá que lavar todo lo que está en el medio. En este caso, haz tu amarillo primero, porque un poquito de amarillo mezclado con el lote de naranja que harás después de ganar no hará ninguna diferencia, pero si obtienes naranja en tu amarillo podría arruinar el amarillo. ¿Tener sentido?

Ahora solo necesitarás un molde para pan. Cualquier tamaño funciona, la exactitud no es & # 8217t importante aquí, puedes manipular como tú & # 8217 verás que lo hice en un minuto. Pero si tiene una opción entre una sartén más grande y una más pequeña, es posible que desee la más pequeña. Simplemente tome un gran trozo de envoltura de plástico y colóquelo en la sartén.

Lo primero que harás es colocar la masa para galletas sin color en el fondo de la sartén y extenderla lo más plana que puedas. Es útil colocar una hoja de plástico sobre la masa y alisarla con los dedos. Retire el plástico y luego agregue la capa de masa de naranja y repita.

Vas a tener 3 capas aquí y la altura de tu masa determinará el tamaño de tus galletas. En mi caso, hice un pequeño lote de masa para galletas, y si la esparciera por completo en mi molde grande para pan, cada capa sería tan delgada que produciría galletas diminutas. Así que esa es la razón por la que notarás que no extendí mi masa hasta el final. Dispara alrededor de 3/4 de pulgada por capa al menos. Siempre puede hacer galletas más grandes si lo desea.

Finalmente coloca tu última capa de masa encima, puedes ver aquí como uso el plástico para alisarlo, lo que lo hace bonito y plano.

Después de la capa superior, simplemente envuelva el plástico alrededor de la masa y coloque la sartén en el refrigerador durante unas horas, o en el congelador durante unos 30-60 minutos. Querrá esto muy frío, hasta el final para que corte agradable y suave.

Cuando haya terminado de enfriar, desenvuelva y debería tener una buena barra de masa en capas.

Ahora corte ese pan en rodajas de aproximadamente 1/4 de pulgada, trabajando unas pocas a la vez.

Para que mis galletas se vean más bonitas, uso un cuchillo afilado y hago un buen corte limpio en la parte superior desigual.

Ahora solo corta tu rectángulo en pedazos triangulares. ¿Ver? ¡Maíz dulce mágico! Tendrás algunos pedazos de masa de los extremos de tu rectángulo y la astilla superior que cortaste. Hornee esos también, ¡todavía saben muy bien!

Ponlos en tu bandeja para hornear

Y si lo desea, puede espolvorearlos con azúcar o con chispas gruesas.

Y hornee de acuerdo con su receta de galletas de azúcar.

Me gustan más los que tienen azúcar porque se ven un poco brillantes.

Otra cosa divertida que puedes hacer es mojar los extremos en corteza de almendra o chocolate blanco. A veces simplemente sumerjo la parte blanca (que estará en la parte superior de algunas galletas y en la parte inferior de otras) y luego la cubro con chispas blancas. Esto no es complicado, y realmente es rápido de hacer si quieres disfrazarlos un poco.

También son lindos con solo la parte superior inclinada sumergida. Encontré esas chispas naranjas, amarillas y blancas en Target.


Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Solo para que sepas que yo, como Kate, tuve muy buenas intenciones de publicar comida real hoy. Pero hay un tiempo limitado antes de Halloween y luego podemos publicar cosas divertidas como esta durante todo un tiempo. año, entonces ya ves que debemos! Y, de hecho, puedes hacer cosas temáticas de maíz dulce durante todo el Día de Acción de Gracias, ¡así que vívelo! Pero tengo una receta de cena real el lunes. De verdad. Está hecho. Fotografiado. E incluso incluye verduras (¿las recuerdas?) Así que estad atentos. Hasta entonces, prepárense para la sobrecarga de ternura de Halloween. He estado haciendo estos durante mucho tiempo y he notado que aparecían en blogs en todas partes durante los últimos Halloweens, así que pensé que nos subíamos al tren. Porque son demasiado, demasiado lindos. Y también, muchas galletas demasiado lindas requieren algo de talento artístico y una gran cantidad de tiempo para completarse, ¡pero en realidad son rápidas y fáciles! No es necesario rodar y ni siquiera necesita un cortador de galletas. Tan fácil.

Comience con un lote de galletas de azúcar y divida su masa en tres porciones iguales. Como estos no se van a untar con glaseado, agrego extracto extra a mi masa, como vainilla doble y un poco de almendra también. De hecho, probé una nueva receta de masa que me encantó y te contaré más sobre ella más adelante. Creo que esto también sería tan lindo y delicioso con galletas de mantequilla.

Dejará una de esas porciones como está (esta será la parte blanca del maíz dulce) y luego coloreará una de las porciones restantes de amarillo y una de naranja. Siempre recomiendo usar colorante alimentario en gel o en pasta, pero también puedes usar líquido. El color en gel de la marca Wilton es bastante fácil de conseguir, cómpralo en Amazon o puedes encontrarlo en tiendas de manualidades como Michaels.

Y aquí & # 8217s un pequeño consejo. Cuando esté coloreando varias cosas en una receta, comience de la más clara a la más oscura y luego no tendrá que lavar todo lo que está en el medio. En este caso, haz tu amarillo primero, porque un poquito de amarillo mezclado con el lote de naranja que harás después de ganar no hará ninguna diferencia, pero si obtienes naranja en tu amarillo podría arruinar el amarillo. ¿Tener sentido?

Ahora solo necesitarás un molde para pan. Cualquier tamaño funciona, la exactitud no es & # 8217t importante aquí, puedes manipular como tú & # 8217 verás que lo hice en un minuto. Pero si tiene una opción entre una sartén más grande y una más pequeña, es posible que desee la más pequeña. Solo toma un gran trozo de envoltura de plástico y colócalo en la sartén.

Lo primero que harás es colocar la masa de galleta sin color en el fondo de la sartén y extenderla lo más plana que puedas. Es útil colocar una hoja de plástico sobre la masa y alisarla con los dedos. Retire el plástico y luego agregue la capa de masa de naranja y repita.

Vas a tener 3 capas aquí y la altura de tu masa determinará el tamaño de tus galletas. En mi caso, hice un pequeño lote de masa para galletas, y si la esparciera por completo en mi molde grande para pan, cada capa sería tan delgada que produciría galletas diminutas. Así que esa es la razón por la que notará que no extendí mi masa hasta el final. Dispara alrededor de 3/4 de pulgada por capa al menos. Siempre puede hacer galletas más grandes si lo desea.

Finalmente coloca tu última capa de masa encima, puedes ver aquí como uso el plástico para alisarlo, lo que lo hace bonito y plano.

Después de la capa superior, simplemente envuelva el plástico alrededor de la masa y coloque la sartén en el refrigerador durante unas horas, o en el congelador durante unos 30-60 minutos. Querrá esto muy frío, hasta el final para que corte agradable y suave.

Cuando haya terminado de enfriar, desenvuelva y debería tener una buena hogaza de masa en capas.

Ahora corte ese pan en rodajas de aproximadamente 1/4 de pulgada, trabajando unas pocas a la vez.

Para que mis galletas se vean más bonitas, uso un cuchillo afilado y hago un buen corte limpio en la parte superior desigual.

Ahora solo corta tu rectángulo en pedazos triangulares. ¿Ver? ¡Maíz dulce mágico! Tendrás algunos pedazos de masa de los extremos de tu rectángulo y la astilla superior que cortaste. Hornee esos también, ¡todavía saben muy bien!

Ponlos en tu bandeja para hornear

Y si lo desea, puede espolvorearlos con azúcar o con chispas gruesas.

Y hornee de acuerdo con su receta de galletas de azúcar.

Me gustan más los que tienen azúcar porque se ven un poco brillantes.

Otra cosa divertida que puedes hacer es mojar los extremos en corteza de almendra o chocolate blanco. A veces simplemente sumerjo la parte blanca (que estará en la parte superior de algunas galletas y en la parte inferior de otras) y luego la cubro con chispas blancas. Esto no es complicado, y realmente es rápido de hacer si quieres disfrazarlos un poco.

También son lindos con solo las tapas de punta bañadas. Encontré esas chispas naranjas, amarillas y blancas en Target.


Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Solo para que sepas que yo, como Kate, tuve muy buenas intenciones de publicar comida real hoy. Pero hay un tiempo limitado antes de Halloween y luego podemos publicar cosas divertidas como esta durante todo un tiempo. año, entonces ya ves que debemos! Y, de hecho, puedes hacer cosas temáticas de maíz dulce durante todo el Día de Acción de Gracias, ¡así que vívelo! Pero tengo una receta de cena real el lunes. De verdad. Está hecho. Fotografiado. E incluso incluye verduras (¿las recuerdas?) Así que estad atentos. Hasta entonces, prepárense para la sobrecarga de ternura de Halloween. He estado haciendo estos durante mucho tiempo y he notado que aparecían en blogs en todas partes durante los últimos Halloweens, así que pensé que nos subíamos al tren. Porque son demasiado, demasiado lindos. Y también, muchas galletas demasiado lindas requieren algo de talento artístico y una gran cantidad de tiempo para completarse, ¡pero en realidad son rápidas y fáciles! No es necesario rodar y usted ni siquiera necesita un cortador de galletas. Tan fácil.

Comience con un lote de galletas de azúcar y divida su masa en tres porciones iguales. Como estos no se van a untar con glaseado, agrego extracto extra a mi masa, como vainilla doble y un poco de almendra también. De hecho, probé una nueva receta de masa que me encantó y te contaré más sobre ella más adelante. Creo que esto también sería tan lindo y delicioso con galletas de mantequilla.

Dejará una de esas porciones como está (esta será la parte blanca del maíz dulce) y luego coloreará una de las porciones restantes de amarillo y una de naranja. Siempre recomiendo usar colorante alimentario en gel o en pasta, pero también puedes usar líquido. El color en gel de la marca Wilton es bastante fácil de conseguir, cómpralo en Amazon o puedes encontrarlo en tiendas de manualidades como Michaels.

Y aquí & # 8217s un pequeño consejo. Cuando esté coloreando varias cosas en una receta, comience de la más clara a la más oscura y luego no tendrá que lavar todo lo que está en el medio. En este caso, haz tu amarillo primero, porque un poquito de amarillo mezclado con el lote de naranja que harás después de ganar no hará ninguna diferencia, pero si obtienes naranja en tu amarillo podría arruinar el amarillo. ¿Tener sentido?

Ahora solo necesitarás un molde para pan. Cualquier tamaño funciona, la exactitud no es & # 8217t importante aquí, puedes manipular como tú & # 8217 verás que lo hice en un minuto. Pero si tiene una opción entre una sartén más grande y una más pequeña, es posible que desee la más pequeña. Solo toma un gran trozo de envoltura de plástico y colócalo en la sartén.

Lo primero que harás es colocar la masa de galleta sin color en el fondo de la sartén y extenderla lo más plana que puedas. Es útil colocar una hoja de plástico sobre la masa y alisarla con los dedos. Retire el plástico y luego agregue la capa de masa de naranja y repita.

Vas a tener 3 capas aquí y la altura de tu masa determinará el tamaño de tus galletas. En mi caso, hice un pequeño lote de masa para galletas, y si la esparciera por completo en mi molde grande para pan, cada capa sería tan delgada que produciría galletas diminutas. Así que esa es la razón por la que notará que no extendí mi masa hasta el final. Dispara alrededor de 3/4 de pulgada por capa al menos. Siempre puede hacer galletas más grandes si lo desea.

Finalmente coloca tu última capa de masa encima, puedes ver aquí como uso el plástico para alisarlo, lo que lo hace bonito y plano.

Después de la capa superior, simplemente envuelva el plástico alrededor de la masa y coloque la sartén en el refrigerador durante unas horas, o en el congelador durante unos 30-60 minutos. Querrá esto muy frío, hasta el final para que corte agradable y suave.

Cuando haya terminado de enfriar, desenvuelva y debería tener una buena hogaza de masa en capas.

Ahora corte ese pan en rodajas de aproximadamente 1/4 de pulgada, trabajando unas pocas a la vez.

Para que mis galletas se vean más bonitas, uso un cuchillo afilado y hago un buen corte limpio en la parte superior desigual.

Ahora solo corta tu rectángulo en pedazos triangulares. ¿Ver? ¡Maíz dulce mágico! Tendrás algunos pedazos de masa de los extremos de tu rectángulo y la astilla superior que cortaste. Hornee esos también, ¡todavía saben muy bien!

Ponlos en tu bandeja para hornear

Y si lo desea, puede espolvorearlos con azúcar o con chispas gruesas.

Y hornee de acuerdo con su receta de galletas de azúcar.

Me gustan más los que tienen azúcar porque se ven un poco brillantes.

Otra cosa divertida que puedes hacer es mojar los extremos en corteza de almendra o chocolate blanco. A veces simplemente sumerjo la parte blanca (que estará en la parte superior de algunas galletas y en la parte inferior de otras) y luego la cubro con chispas blancas. Esto no es complicado, y realmente es rápido de hacer si quieres disfrazarlos un poco.

También son lindos con solo las tapas de punta bañadas. Encontré esas chispas naranjas, amarillas y blancas en Target.


Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Solo para que sepas que yo, como Kate, tuve muy buenas intenciones de publicar comida real hoy. Pero hay un tiempo limitado antes de Halloween y luego podemos publicar cosas divertidas como esta durante todo un tiempo. año, entonces ya ves que debemos! Y, de hecho, puedes hacer cosas temáticas de maíz dulce durante todo el Día de Acción de Gracias, ¡así que vívelo! Pero tengo una receta de cena real el lunes. De verdad. Está hecho. Fotografiado. E incluso incluye verduras (¿las recuerdas?) Así que estad atentos. Hasta entonces, prepárense para la sobrecarga de ternura de Halloween. He estado haciendo estos durante mucho tiempo y he notado que aparecían en blogs en todas partes durante los últimos Halloweens, así que pensé que nos subíamos al tren. Porque son demasiado, demasiado lindos. Y también, muchas galletas demasiado lindas requieren algo de talento artístico y una gran cantidad de tiempo para completarse, ¡pero en realidad son rápidas y fáciles! No es necesario rodar y ni siquiera necesita un cortador de galletas. Tan fácil.

Comience con un lote de galletas de azúcar y divida su masa en tres porciones iguales. Como estos no se van a untar con glaseado, agrego extracto extra a mi masa, como vainilla doble y un poco de almendra también. De hecho, probé una nueva receta de masa que me encantó y te contaré más sobre ella más adelante. Creo que esto también sería tan lindo y delicioso con galletas de mantequilla.

Dejará una de esas porciones como está (esta será la parte blanca del maíz dulce) y luego coloreará una de las porciones restantes de amarillo y una de naranja. Siempre recomiendo usar colorante alimentario en gel o en pasta, pero también puedes usar líquido. El color en gel de la marca Wilton es bastante fácil de conseguir, cómpralo en Amazon o puedes encontrarlo en tiendas de manualidades como Michaels.

Y aquí & # 8217s un pequeño consejo. Cuando esté coloreando varias cosas en una receta, comience de la más clara a la más oscura y luego no tendrá que lavar todo lo que está en el medio. En este caso, haz tu amarillo primero, porque un poquito de amarillo mezclado con el lote de naranja que harás después de ganar no hará ninguna diferencia, pero si obtienes naranja en tu amarillo podría arruinar el amarillo. ¿Tener sentido?

Ahora solo necesitarás un molde para pan. Cualquier tamaño funciona, la exactitud no es & # 8217t importante aquí, puedes manipular como tú & # 8217 verás que lo hice en un minuto. Pero si tiene una opción entre una sartén más grande y una más pequeña, es posible que desee la más pequeña. Simplemente tome un gran trozo de envoltura de plástico y colóquelo en la sartén.

Lo primero que harás es colocar la masa de galleta sin color en el fondo de la sartén y extenderla lo más plana que puedas. Es útil colocar una hoja de plástico sobre la masa y alisarla con los dedos. Retire el plástico y luego agregue la capa de masa de naranja y repita.

Vas a tener 3 capas aquí y la altura de tu masa determinará el tamaño de tus galletas. En mi caso, hice un pequeño lote de masa para galletas, y si la esparciera por completo en mi molde grande para pan, cada capa sería tan delgada que produciría galletas diminutas. Así que esa es la razón por la que notará que no extendí mi masa hasta el final. Dispara alrededor de 3/4 de pulgada por capa al menos. Siempre puede hacer galletas más grandes si lo desea.

Finalmente coloca tu última capa de masa encima, puedes ver aquí como uso el plástico para alisarlo, lo que lo hace bonito y plano.

Después de la capa superior, simplemente envuelva el plástico alrededor de la masa y coloque la sartén en el refrigerador durante unas horas, o en el congelador durante unos 30-60 minutos. Querrá esto muy frío, hasta el final para que corte agradable y suave.

Cuando haya terminado de enfriar, desenvuelva y debería tener una buena hogaza de masa en capas.

Ahora corte ese pan en rodajas de aproximadamente 1/4 de pulgada, trabajando unas pocas a la vez.

Para que mis galletas se vean más bonitas, uso un cuchillo afilado y hago un buen corte limpio en la parte superior desigual.

Ahora solo corta tu rectángulo en pedazos triangulares. ¿Ver? ¡Maíz dulce mágico! Tendrás algunos pedazos de masa de los extremos de tu rectángulo y la astilla superior que cortaste. Hornee esos también, ¡todavía saben muy bien!

Ponlos en tu bandeja para hornear

Y si lo desea, puede espolvorearlos con azúcar o con chispas gruesas.

Y hornee de acuerdo con su receta de galletas de azúcar.

Me gustan más los que tienen azúcar porque se ven un poco brillantes.

Otra cosa divertida que puedes hacer es mojar los extremos en corteza de almendra o chocolate blanco. A veces simplemente sumerjo la parte blanca (que estará en la parte superior de algunas galletas y en la parte inferior de otras) y luego la cubro con chispas blancas. Esto no es complicado, y realmente es rápido de hacer si quieres disfrazarlos un poco.

También son lindos con solo las tapas de punta bañadas. Encontré esas chispas naranjas, amarillas y blancas en Target.


Galletas De Azúcar De Maíz De Caramelo

Solo para que sepas que yo, como Kate, tuve muy buenas intenciones de publicar comida real hoy. Pero hay un tiempo limitado antes de Halloween y luego no podemos publicar cosas divertidas como esta durante todo un tiempo. año, entonces ya ves que debemos! Y, de hecho, puedes hacer cosas temáticas de maíz dulce durante todo el Día de Acción de Gracias, ¡así que vívelo! Pero tengo una receta de cena real el lunes. De verdad. Está hecho. Fotografiado. E incluso incluye verduras (¿las recuerdas?) Así que estad atentos. Hasta entonces, prepárense para la sobrecarga de ternura de Halloween. He estado haciendo estos durante mucho tiempo y he notado que aparecían en blogs en todas partes durante los últimos Halloweens, así que pensé que nos subíamos al tren. Porque son demasiado, demasiado lindos. Y también, muchas galletas demasiado lindas requieren algo de talento artístico y una gran cantidad de tiempo para completarse, ¡pero en realidad son rápidas y fáciles! No es necesario rodar y usted ni siquiera necesita un cortador de galletas. Tan fácil.

Comience con un lote de galletas de azúcar y divida su masa en tres porciones iguales. Como estos no se van a untar con glaseado, agrego extracto extra a mi masa, como vainilla doble y un poco de almendra también. De hecho, probé una nueva receta de masa que me encantó y te contaré más sobre ella más adelante. Creo que esto también sería tan lindo y delicioso con galletas de mantequilla.

Dejará una de esas porciones como está (esta será la parte blanca del maíz dulce) y luego coloreará una de las porciones restantes de amarillo y una de naranja. Siempre recomiendo usar colorante alimentario en gel o en pasta, pero también puedes usar líquido. El color en gel de la marca Wilton es bastante fácil de conseguir, cómpralo en Amazon o puedes encontrarlo en tiendas de manualidades como Michaels.

Y aquí & # 8217s un pequeño consejo. Cuando esté coloreando varias cosas en una receta, comience de la más clara a la más oscura y luego no tendrá que lavar todo lo que está en el medio. En este caso, haz tu amarillo primero, porque un poquito de amarillo mezclado con el lote de naranja que harás después de ganar no hará ninguna diferencia, pero si obtienes naranja en tu amarillo podría arruinar el amarillo. ¿Tener sentido?

Ahora solo necesitarás un molde para pan. Cualquier tamaño funciona, la exactitud no es & # 8217t importante aquí, puedes manipular como tú & # 8217 verás que lo hice en un minuto. But if you have an option between a larger and a smaller pan, you might want the smaller one. Just grab a big piece of plastic wrap and place it in the pan.

The first thing you’ll do is place your uncolored cookie dough in the bottom of the pan and spread it out as flat as you can. It helps to lay a sheet of plastic over the dough and smooth it over with your fingers. Remove the plastic and then add the layer of orange dough and repeat.

You’re going to have 3 layers here and the height of your dough will determine the size of your cookies. In my case, I made a small batch of cookie dough, and if I spread it out all the way in my large loaf pan each layer would be so thin that it would produce teeny tiny cookies. So that’s why you’ll notice I didn’t spread my dough to the very end. Shoot for about 3/4 inch per layer at least. You can always make larger cookies if desired.

Finally place your last layer of dough on top, you can see here how I use the plastic to smooth it, which gets it nice and flat.

After the top layer, just wrap the plastic all the way around the dough and place the pan in the refrigerator for a few hours, or the freezer for about 30-60 minutes. You’ll want this very chilled, all the way through so it cuts nice and smooth.

When it’s done chilling, unwrap and you should have a nice layered loaf of dough.

Now slice that loaf into about 1/4-inch slices, working a few at at time.

To make my cookies look nicer, I use a sharp knife and make a nice clean cut across the uneven top.

Now just slice your rectangle into triangle pieces. See? Magical candy corn! You’ll have some “scrap” pieces of dough from the ends of your rectangle and the top sliver you trimmed off. Bake those up too, they still taste great!

Pop them on your baking sheet

And if you want, you can sprinkle them with sugar, or coarse sprinkles.

And just bake according to your sugar cookie recipe.

I like the ones with sugar the best because they look sort of sparkly.

Another fun thing you can do is dip the ends in almond bark or white chocolate. Sometimes I just dip the white part (which will be on the top of some cookies and on the bottom of others) and then cover it with white sprinkles. This isn’t complicated, and it really is fast to do if you want to dress them up a little.

They’re also cute with just the tippy tops dipped. I found those orange, yellow, and white sprinkles at Target.


Candy Corn Sugar Cookies

Just so you know I, like Kate, had muy good intentions of posting actual food today. But there’s only so much time before Halloween and then we can’t post fun things like this for a whole year, so you see we must! And actually, you can do candy corn themed stuff all the way through Thanksgiving, so live it up! But I do have an actual dinner recipe on Monday. For real. It’s done. Photographed. And it even involves vegetables (remember those?) So stay tuned. Until then, prepare yourselves for Halloween cuteness overload. I’ve been making these for a long time and I’ve noticed them popping up on blogs everywhere the past few Halloweens, so I thought we’d jump on the bandwagon. Because they’re just too, too cute. And lots of too, too cute cookies take some artistic talent and a big chunk of time to complete, but these are actually quick and easy! There’s no rolling involved and you don’t even need a cookie cutter. SO easy.

Start with a batch of sugar cookies and divide your dough into three equal portions. Since these aren’t going to be slathered in frosting, I add extra extract to my dough, like double vanilla and some almond too. I actually tried a new dough recipe that I loved and I’ll tell you more about later. I think this would be so cute and yummy with shortbread too.

You’ll leave one of those portions as is (this will be the white part of the candy corn) and then you’ll color one of the remaining portions yellow and one orange. I always recommend using gel or paste food coloring, but you could use liquid as well. Wilton brand gel color is pretty easily accessible grab it off Amazon, or you can find it at craft stores like Michaels.

And here’s a little tip. When you’re coloring multiple things in a recipe, start from lightest to darkest and then you won’t have to wash everything in between. In this case, do your yellow first, because a tiny bit of yellow mixed into the orange batch you’ll do after won’t make any difference, but if you get orange in your yellow it could ruin the yellow. Make sense?

Now you’ll just need a loaf pan. Any size works, exactness isn’t important here, you can fudge around like you’ll see I did in a minute. But if you have an option between a larger and a smaller pan, you might want the smaller one. Just grab a big piece of plastic wrap and place it in the pan.

The first thing you’ll do is place your uncolored cookie dough in the bottom of the pan and spread it out as flat as you can. It helps to lay a sheet of plastic over the dough and smooth it over with your fingers. Remove the plastic and then add the layer of orange dough and repeat.

You’re going to have 3 layers here and the height of your dough will determine the size of your cookies. In my case, I made a small batch of cookie dough, and if I spread it out all the way in my large loaf pan each layer would be so thin that it would produce teeny tiny cookies. So that’s why you’ll notice I didn’t spread my dough to the very end. Shoot for about 3/4 inch per layer at least. You can always make larger cookies if desired.

Finally place your last layer of dough on top, you can see here how I use the plastic to smooth it, which gets it nice and flat.

After the top layer, just wrap the plastic all the way around the dough and place the pan in the refrigerator for a few hours, or the freezer for about 30-60 minutes. You’ll want this very chilled, all the way through so it cuts nice and smooth.

When it’s done chilling, unwrap and you should have a nice layered loaf of dough.

Now slice that loaf into about 1/4-inch slices, working a few at at time.

To make my cookies look nicer, I use a sharp knife and make a nice clean cut across the uneven top.

Now just slice your rectangle into triangle pieces. See? Magical candy corn! You’ll have some “scrap” pieces of dough from the ends of your rectangle and the top sliver you trimmed off. Bake those up too, they still taste great!

Pop them on your baking sheet

And if you want, you can sprinkle them with sugar, or coarse sprinkles.

And just bake according to your sugar cookie recipe.

I like the ones with sugar the best because they look sort of sparkly.

Another fun thing you can do is dip the ends in almond bark or white chocolate. Sometimes I just dip the white part (which will be on the top of some cookies and on the bottom of others) and then cover it with white sprinkles. This isn’t complicated, and it really is fast to do if you want to dress them up a little.

They’re also cute with just the tippy tops dipped. I found those orange, yellow, and white sprinkles at Target.


Candy Corn Sugar Cookies

Just so you know I, like Kate, had muy good intentions of posting actual food today. But there’s only so much time before Halloween and then we can’t post fun things like this for a whole year, so you see we must! And actually, you can do candy corn themed stuff all the way through Thanksgiving, so live it up! But I do have an actual dinner recipe on Monday. For real. It’s done. Photographed. And it even involves vegetables (remember those?) So stay tuned. Until then, prepare yourselves for Halloween cuteness overload. I’ve been making these for a long time and I’ve noticed them popping up on blogs everywhere the past few Halloweens, so I thought we’d jump on the bandwagon. Because they’re just too, too cute. And lots of too, too cute cookies take some artistic talent and a big chunk of time to complete, but these are actually quick and easy! There’s no rolling involved and you don’t even need a cookie cutter. SO easy.

Start with a batch of sugar cookies and divide your dough into three equal portions. Since these aren’t going to be slathered in frosting, I add extra extract to my dough, like double vanilla and some almond too. I actually tried a new dough recipe that I loved and I’ll tell you more about later. I think this would be so cute and yummy with shortbread too.

You’ll leave one of those portions as is (this will be the white part of the candy corn) and then you’ll color one of the remaining portions yellow and one orange. I always recommend using gel or paste food coloring, but you could use liquid as well. Wilton brand gel color is pretty easily accessible grab it off Amazon, or you can find it at craft stores like Michaels.

And here’s a little tip. When you’re coloring multiple things in a recipe, start from lightest to darkest and then you won’t have to wash everything in between. In this case, do your yellow first, because a tiny bit of yellow mixed into the orange batch you’ll do after won’t make any difference, but if you get orange in your yellow it could ruin the yellow. Make sense?

Now you’ll just need a loaf pan. Any size works, exactness isn’t important here, you can fudge around like you’ll see I did in a minute. But if you have an option between a larger and a smaller pan, you might want the smaller one. Just grab a big piece of plastic wrap and place it in the pan.

The first thing you’ll do is place your uncolored cookie dough in the bottom of the pan and spread it out as flat as you can. It helps to lay a sheet of plastic over the dough and smooth it over with your fingers. Remove the plastic and then add the layer of orange dough and repeat.

You’re going to have 3 layers here and the height of your dough will determine the size of your cookies. In my case, I made a small batch of cookie dough, and if I spread it out all the way in my large loaf pan each layer would be so thin that it would produce teeny tiny cookies. So that’s why you’ll notice I didn’t spread my dough to the very end. Shoot for about 3/4 inch per layer at least. You can always make larger cookies if desired.

Finally place your last layer of dough on top, you can see here how I use the plastic to smooth it, which gets it nice and flat.

After the top layer, just wrap the plastic all the way around the dough and place the pan in the refrigerator for a few hours, or the freezer for about 30-60 minutes. You’ll want this very chilled, all the way through so it cuts nice and smooth.

When it’s done chilling, unwrap and you should have a nice layered loaf of dough.

Now slice that loaf into about 1/4-inch slices, working a few at at time.

To make my cookies look nicer, I use a sharp knife and make a nice clean cut across the uneven top.

Now just slice your rectangle into triangle pieces. See? Magical candy corn! You’ll have some “scrap” pieces of dough from the ends of your rectangle and the top sliver you trimmed off. Bake those up too, they still taste great!

Pop them on your baking sheet

And if you want, you can sprinkle them with sugar, or coarse sprinkles.

And just bake according to your sugar cookie recipe.

I like the ones with sugar the best because they look sort of sparkly.

Another fun thing you can do is dip the ends in almond bark or white chocolate. Sometimes I just dip the white part (which will be on the top of some cookies and on the bottom of others) and then cover it with white sprinkles. This isn’t complicated, and it really is fast to do if you want to dress them up a little.

They’re also cute with just the tippy tops dipped. I found those orange, yellow, and white sprinkles at Target.


Candy Corn Sugar Cookies

Just so you know I, like Kate, had muy good intentions of posting actual food today. But there’s only so much time before Halloween and then we can’t post fun things like this for a whole year, so you see we must! And actually, you can do candy corn themed stuff all the way through Thanksgiving, so live it up! But I do have an actual dinner recipe on Monday. For real. It’s done. Photographed. And it even involves vegetables (remember those?) So stay tuned. Until then, prepare yourselves for Halloween cuteness overload. I’ve been making these for a long time and I’ve noticed them popping up on blogs everywhere the past few Halloweens, so I thought we’d jump on the bandwagon. Because they’re just too, too cute. And lots of too, too cute cookies take some artistic talent and a big chunk of time to complete, but these are actually quick and easy! There’s no rolling involved and you don’t even need a cookie cutter. SO easy.

Start with a batch of sugar cookies and divide your dough into three equal portions. Since these aren’t going to be slathered in frosting, I add extra extract to my dough, like double vanilla and some almond too. I actually tried a new dough recipe that I loved and I’ll tell you more about later. I think this would be so cute and yummy with shortbread too.

You’ll leave one of those portions as is (this will be the white part of the candy corn) and then you’ll color one of the remaining portions yellow and one orange. I always recommend using gel or paste food coloring, but you could use liquid as well. Wilton brand gel color is pretty easily accessible grab it off Amazon, or you can find it at craft stores like Michaels.

And here’s a little tip. When you’re coloring multiple things in a recipe, start from lightest to darkest and then you won’t have to wash everything in between. In this case, do your yellow first, because a tiny bit of yellow mixed into the orange batch you’ll do after won’t make any difference, but if you get orange in your yellow it could ruin the yellow. Make sense?

Now you’ll just need a loaf pan. Any size works, exactness isn’t important here, you can fudge around like you’ll see I did in a minute. But if you have an option between a larger and a smaller pan, you might want the smaller one. Just grab a big piece of plastic wrap and place it in the pan.

The first thing you’ll do is place your uncolored cookie dough in the bottom of the pan and spread it out as flat as you can. It helps to lay a sheet of plastic over the dough and smooth it over with your fingers. Remove the plastic and then add the layer of orange dough and repeat.

You’re going to have 3 layers here and the height of your dough will determine the size of your cookies. In my case, I made a small batch of cookie dough, and if I spread it out all the way in my large loaf pan each layer would be so thin that it would produce teeny tiny cookies. So that’s why you’ll notice I didn’t spread my dough to the very end. Shoot for about 3/4 inch per layer at least. You can always make larger cookies if desired.

Finally place your last layer of dough on top, you can see here how I use the plastic to smooth it, which gets it nice and flat.

After the top layer, just wrap the plastic all the way around the dough and place the pan in the refrigerator for a few hours, or the freezer for about 30-60 minutes. You’ll want this very chilled, all the way through so it cuts nice and smooth.

When it’s done chilling, unwrap and you should have a nice layered loaf of dough.

Now slice that loaf into about 1/4-inch slices, working a few at at time.

To make my cookies look nicer, I use a sharp knife and make a nice clean cut across the uneven top.

Now just slice your rectangle into triangle pieces. See? Magical candy corn! You’ll have some “scrap” pieces of dough from the ends of your rectangle and the top sliver you trimmed off. Bake those up too, they still taste great!

Pop them on your baking sheet

And if you want, you can sprinkle them with sugar, or coarse sprinkles.

And just bake according to your sugar cookie recipe.

I like the ones with sugar the best because they look sort of sparkly.

Another fun thing you can do is dip the ends in almond bark or white chocolate. Sometimes I just dip the white part (which will be on the top of some cookies and on the bottom of others) and then cover it with white sprinkles. This isn’t complicated, and it really is fast to do if you want to dress them up a little.

They’re also cute with just the tippy tops dipped. I found those orange, yellow, and white sprinkles at Target.


Candy Corn Sugar Cookies

Just so you know I, like Kate, had muy good intentions of posting actual food today. But there’s only so much time before Halloween and then we can’t post fun things like this for a whole year, so you see we must! And actually, you can do candy corn themed stuff all the way through Thanksgiving, so live it up! But I do have an actual dinner recipe on Monday. For real. It’s done. Photographed. And it even involves vegetables (remember those?) So stay tuned. Until then, prepare yourselves for Halloween cuteness overload. I’ve been making these for a long time and I’ve noticed them popping up on blogs everywhere the past few Halloweens, so I thought we’d jump on the bandwagon. Because they’re just too, too cute. And lots of too, too cute cookies take some artistic talent and a big chunk of time to complete, but these are actually quick and easy! There’s no rolling involved and you don’t even need a cookie cutter. SO easy.

Start with a batch of sugar cookies and divide your dough into three equal portions. Since these aren’t going to be slathered in frosting, I add extra extract to my dough, like double vanilla and some almond too. I actually tried a new dough recipe that I loved and I’ll tell you more about later. I think this would be so cute and yummy with shortbread too.

You’ll leave one of those portions as is (this will be the white part of the candy corn) and then you’ll color one of the remaining portions yellow and one orange. I always recommend using gel or paste food coloring, but you could use liquid as well. Wilton brand gel color is pretty easily accessible grab it off Amazon, or you can find it at craft stores like Michaels.

And here’s a little tip. When you’re coloring multiple things in a recipe, start from lightest to darkest and then you won’t have to wash everything in between. In this case, do your yellow first, because a tiny bit of yellow mixed into the orange batch you’ll do after won’t make any difference, but if you get orange in your yellow it could ruin the yellow. Make sense?

Now you’ll just need a loaf pan. Any size works, exactness isn’t important here, you can fudge around like you’ll see I did in a minute. But if you have an option between a larger and a smaller pan, you might want the smaller one. Just grab a big piece of plastic wrap and place it in the pan.

The first thing you’ll do is place your uncolored cookie dough in the bottom of the pan and spread it out as flat as you can. It helps to lay a sheet of plastic over the dough and smooth it over with your fingers. Remove the plastic and then add the layer of orange dough and repeat.

You’re going to have 3 layers here and the height of your dough will determine the size of your cookies. In my case, I made a small batch of cookie dough, and if I spread it out all the way in my large loaf pan each layer would be so thin that it would produce teeny tiny cookies. So that’s why you’ll notice I didn’t spread my dough to the very end. Shoot for about 3/4 inch per layer at least. You can always make larger cookies if desired.

Finally place your last layer of dough on top, you can see here how I use the plastic to smooth it, which gets it nice and flat.

After the top layer, just wrap the plastic all the way around the dough and place the pan in the refrigerator for a few hours, or the freezer for about 30-60 minutes. You’ll want this very chilled, all the way through so it cuts nice and smooth.

When it’s done chilling, unwrap and you should have a nice layered loaf of dough.

Now slice that loaf into about 1/4-inch slices, working a few at at time.

To make my cookies look nicer, I use a sharp knife and make a nice clean cut across the uneven top.

Now just slice your rectangle into triangle pieces. See? Magical candy corn! You’ll have some “scrap” pieces of dough from the ends of your rectangle and the top sliver you trimmed off. Bake those up too, they still taste great!

Pop them on your baking sheet

And if you want, you can sprinkle them with sugar, or coarse sprinkles.

And just bake according to your sugar cookie recipe.

I like the ones with sugar the best because they look sort of sparkly.

Another fun thing you can do is dip the ends in almond bark or white chocolate. Sometimes I just dip the white part (which will be on the top of some cookies and on the bottom of others) and then cover it with white sprinkles. This isn’t complicated, and it really is fast to do if you want to dress them up a little.

They’re also cute with just the tippy tops dipped. I found those orange, yellow, and white sprinkles at Target.


Ver el vídeo: Ideas para tu mesa de postres (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Elias

    ¡No rompas esto!

  2. Mazugore

    Felicito, la idea brillante

  3. Trip

    Oye

  4. Germain

    How curious. :)

  5. Lalor

    Donde realmente aquí contra el talento



Escribe un mensaje