Recetas de cócteles, licores y bares locales

Receta de pudín de caramelo pegajoso

Receta de pudín de caramelo pegajoso

  • Recetas
  • Tipo de plato
  • Postre
  • Pudines
  • Pudín de caramelo pegajoso

Los dátiles le dan a este viejo favorito su deliciosa textura de caramelo mientras mantienen bajo el contenido de grasa.

26 personas hicieron esto

IngredientesPara 6

  • 175 g (6 oz) de dátiles naturales apedreados
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 175 g (6 oz) de harina blanca con levadura
  • 175 g (6 oz) de azúcar moscabado oscuro
  • 50 g (1¾ oz) 70 por ciento de grasa para untar, más extra para engrasar
  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Para la salsa
  • 1 cucharada de azúcar moscovado oscuro
  • 1 cucharada de sirope dorado
  • 3 cucharadas de queso fresco prácticamente sin grasa

MétodoPreparación: 10min ›Cocción: 50min› Listo en: 1 hora

  1. Caliente el horno a 180 ° C (350 ° F, marca de gas 4). Engrase ligeramente un molde para pastel cuadrado de 19 cm (7½ pulgadas) y forre la base con papel de hornear.
  2. Pica los dátiles en trozos grandes. Colóquelos en una olla pequeña con 200 ml (7 fl oz) de agua y déjelos hervir, luego reduzca el fuego y cocine a fuego lento durante 5 minutos, o hasta que la mayor parte del líquido se haya absorbido. Incorpora el bicarbonato de sodio.
  3. Coloque la harina, el azúcar, la crema para untar, las claras de huevo y la vainilla en un bol y bata hasta que quede bien mezclado y espeso. Agregue los dátiles y luego vierta la mezcla en el molde para pastel y nivele la superficie. Hornee por 35-40 minutos hasta que esté bien levantado y firme.
  4. Para hacer la salsa, coloque el azúcar, el almíbar y el queso fresco en una sartén y caliente hasta que se derrita y esté suave, revolviendo. Corta el pudín en cuadritos y sírvelo con la salsa a cucharadas.

Visto recientemente

Reseñas y calificacionesCalificación global promedio:(1)

Reseñas en inglés (2)

¡Esta es una deliciosa receta ligera a la antigua! Me fue bien con toda la familia, mi hijo de 5 años también tuvo raciones.-14 de marzo de 2011

Cantidades de ingredientes alteradas Me quedé sin azúcar oscura, así que tuve que usar ib marrón claro en la salsa y aún sabía delicioso.-14 de marzo de 2011


Pudín de caramelo pegajoso

Aquí hay un toque elegante de un antiguo favorito inglés. No espere budín americano en Gran Bretaña, "pudín" significa postre, y este es fantástico. No te saltes la salsa añadiendo nata montada o helado de vainilla tampoco estaría de más. Para obtener una versión que utilice edulcorantes alternativos, consulte los consejos del panadero a continuación.

Ingredientes

  • 1 taza (156 g) de higos picados en cubitos dobles o dátiles secos picados
  • 2/3 taza (152 g) de agua hirviendo
  • 4 cucharadas (57 g) de mantequilla, a temperatura ambiente, al menos 65 ° F
  • 1/4 taza (53 g) de azúcar morena, empacada
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 huevo grande a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas (43 g) de melaza
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 taza (113 g) de harina para pastel sin blanquear
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza (99 g) de azúcar especial de panadería o azúcar superfina
  • 6 cucharadas (85 g) de mantequilla fría
  • 1/4 cucharadita de sal, omitir si usa mantequilla con sal
  • 3/4 taza (170 g) de crema espesa

Instrucciones

Precalienta el horno a 350 ° F. Unte con mantequilla seis tazas para hornear de silicona de 3/4 de taza o tazas para natillas aptas para horno. Combine los higos (o dátiles) y el agua hirviendo y reserve.

Para hacer el pastel: Bate las 4 cucharadas (57 g) de mantequilla, el azúcar morena, la sal y el polvo de hornear hasta que quede esponjoso.

Batir el huevo, luego la melaza y la vainilla, luego la harina.

Tritura los higos y el agua en un procesador de alimentos o licuadora. Agregue el bicarbonato de sodio y revuelva con la masa.

Perfecciona tu técnica

Pudín de caramelo pegajoso

Vierta en las tazas para hornear preparadas, colocando una media taza de masa en cada una. Coloca los moldes en una bandeja para hornear.

Hornee las tortas durante 18 a 22 minutos, hasta que una torta salte hacia atrás cuando se presione ligeramente en el centro. Retirar del horno y enfriar en los moldes o tazas.

Para hacer la salsa: Cocine el azúcar, la mantequilla y la sal a fuego medio hasta que la mezcla adquiera un color ámbar intenso, observe de cerca para evitar que se queme.

Mezclar con cuidado la nata. Cocine la mezcla hasta que esté lo suficientemente espesa como para cubrir una cuchara.

Desmolda los bizcochos y sírvelos con la salsa.

Consejos de nuestros panaderos

Para usar nuestro bloque de caramelo para la salsa, combine 1 taza (280 g) de caramelo con 1/4 taza (57 g) de crema espesa en un recipiente apto para microondas. Caliente durante 90 segundos a media potencia y revuelva hasta que la salsa esté suave. Vierta sobre las tortas antes de servir.


Pudín de caramelo pegajoso definitivo

Piedra y pique 225g de dátiles medjool bastante pequeños, póngalos en un bol y luego vierta sobre 175ml de agua hirviendo.

Dejar reposar unos 30 minutos hasta que se enfríe y empapar bien, luego tritúrelo un poco con un tenedor. Agregue 1 cucharadita de extracto de vainilla.

Enmantequilla y enharina siete mini latas de pudín (cada una de aproximadamente 200 ml / 7 fl oz) y colócalas en una bandeja para hornear. Caliente el horno a 180C / ventilador 160C / gas 4.

Mientras se remojan los dátiles, prepare los budines. Mezcle 175 g de harina con levadura y 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y bata los 2 huevos en un recipiente aparte.

Batir 85 g de mantequilla blanda y 140 g de azúcar demerara en un tazón grande durante unos minutos hasta que quede ligeramente cremoso (la mezcla quedará granulada por el azúcar). Agregue los huevos poco a poco, batiendo bien entre adiciones.

Batir 2 cucharadas de melaza negra y luego, con una cuchara grande de metal, incorporar suavemente un tercio de la harina y el bicarbonato de la mezcla de soda, luego la mitad de los 100 ml de leche, teniendo cuidado de no batir demasiado. Repita hasta que toda la harina se mezcle y se use toda la leche.

Revuelva los dátiles remojados en la masa del pudín. La mezcla puede parecer un poco cuajada en este punto y será como una masa suave y espesa.

Vierta uniformemente entre las latas y hornee durante 20-25 minutos, hasta que esté firme y firme.

Mientras tanto, en una cacerola mediana, coloque 175 g de azúcar moscabado light y 50 g de trozos de mantequilla para la salsa con la mitad de la nata doble de 225 ml.

Llevar a ebullición a fuego medio, revolviendo todo el tiempo, hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.

Agrega 1 cucharada sopera de melaza negra, sube un poco el fuego y deja que la mezcla burbujee durante 2-3 minutos hasta que adquiera un rico color caramelo, revolviendo ocasionalmente para asegurarte de que no se queme. Retirar la sartén del fuego y batir con el resto de la nata.

Saca los budines del horno. Dejar reposar las latas unos minutos, luego soltarlas bien de los lados de las latas con una espátula pequeña antes de darles la vuelta.

Puede servirlos ahora con la salsa rociada, pero estarán aún más pegajosos si los deja por un día o dos cubiertos con la salsa. Para ello, vierta aproximadamente la mitad de la salsa en uno o dos platos para servir refractarios.

Coloque los budines vueltos hacia arriba sobre la salsa y luego vierta el resto de la salsa sobre ellos. Cubra con una carpa suelta de papel de aluminio para que la salsa no se manche (no es necesario enfriar).

Cuando esté listo para servir, caliente el horno a 180 ° C / ventilador a 160 ° C / gas 4. Caliente los budines, aún cubiertos, durante 15-20 minutos o hasta que la salsa burbujee. Sírvelos solos, o con crema o natillas.


Método

Precaliente el horno a 180C / 160C Ventilador / Gas 4. Unte con mantequilla una fuente para horno ancha y poco profunda de 1.7 litros / 3 pinta.

Ponga la mantequilla, el azúcar, los huevos, la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la melaza en un tazón para mezclar. Batir con un batidor de mano eléctrico durante unos 30 segundos o hasta que se combinen. Vierta la leche gradualmente y vuelva a batir hasta que quede suave. Vierta en el plato preparado. Hornee durante 35 a 40 minutos o hasta que esté bien levantado y elástico en el centro.

Para hacer la salsa, poner todos los ingredientes en una cacerola y remover a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto y la mantequilla se haya derretido. Llevar a ebullición, revolviendo durante un minuto.

Para servir, vierta la mitad de la salsa sobre el pudín en la fuente para hornear. Sirve con la nata o helado.

Consejos de recetas

Esta receta se puede cocinar con un día de anticipación y recalentar. La salsa se puede preparar hasta 3 días antes, tapar y guardar en el frigorífico.


UNO PARA TODOS Y # 8211 O UNO GRANDE PARA COMPARTIR

Creo que es más común aquí en Australia hacer un pastel de pudín que luego se corta para servir. Postre helado estilo Sara Lee. Mientras que en el Reino Unido parece más común hacer budines individuales.

Podría estar equivocado aquí. Pero de cualquier manera funcionará bien, y yo & # 8217ve proporcionó tiempos de cocción e instrucciones para ambos.


Pastel de pudín de caramelo pegajoso

Vamos a hablar pegajoso por un minuto aquí. ¡Este es sin duda uno de los mejores postres! Es dulce, pero equilibrado. La salsa de toffe sabe a sueño. Y el pastel endulzado con dátiles y azúcar morena tiene un rico sabor a caramelo que es profundo y satisfactorio. Este festivo pudín de caramelo pegajoso generalmente se sirve durante las vacaciones, pero es un placer demasiado bueno para comerlo solo una vez al año.

El bizcocho de dátiles está húmedo y absolutamente delicioso. Si no has probado el pastel de dátiles, es imprescindible. Mezclar los dátiles crea una pasta sedosa que es naturalmente dulce, pero no tiene un sabor dulce enfermizo. Es el acompañante perfecto para la salsa de toffe. Podría beber la salsa de toffee y la propia, así que te han advertido. Es adictivo. Sirve este bizcocho tibio, con salsa tibia también. Nos encanta servirlo con una buena bola de helado de vainilla.


Pudín de caramelo pegajoso

Hacer budín: Precaliente el horno a 400 ° F. Engrase 6 6 oz. moldes o tazas para natillas con mantequilla o aceite en aerosol. En un tazón pequeño, combine bien la harina, el bicarbonato de sodio y la sal.

Con una batidora eléctrica, mezcle la mantequilla y el azúcar morena hasta que quede esponjoso, raspando los lados del tazón según sea necesario. Agregue los huevos uno a la vez, batiendo bien después de cada uno, luego agregue la vainilla y bata hasta que quede suave. Incorpora la mezcla de harina. Dobla las fechas.

Divida la masa entre los moldes. Coloque los moldes en una bandeja para hornear y hornee hasta que los pasteles ya no estén pegajosos, pero las migas húmedas se adhieran a un palillo insertado en el centro de un pastel, de 20 a 25 minutos. Transfiera a una rejilla y deje enfriar 5 minutos, luego dé vuelta a los pasteles sobre una rejilla y deje enfriar un poco.

Hacer salsa: En una sartén pequeña a fuego medio, derrita la mantequilla. Agregue el azúcar morena y la vainilla y cocine 5 minutos, revolviendo, hasta que burbujee y tenga un color marrón oscuro. Agregue gradualmente la crema a la mezcla de azúcar, revolviendo y cocine 2 minutos más. Alejar del calor. (La salsa se espesará a medida que se enfríe, vuelva a calentar a fuego lento).

Sirva los pasteles calientes, con una generosa cantidad de salsa por encima. Sirva cualquier salsa extra a un lado.


Pudín de caramelo pegajoso

¡Solo el nombre 'Sticky Toffee Pudding' es suficiente para hacer que se te haga la boca agua! Descubra cómo hacer este postre tradicional británico.

En Gran Bretaña, Sticky Toffee Pudding es un pudín escolar clásico, amado por los niños y recordado con cariño por los adultos. Tiene un sabor tan maravilloso como su nombre indica: rico y dulce, ¡especialmente cuando se sirve con el acompañamiento clásico de una deliciosa salsa de caramelo!

A pesar de su popularidad como pudín escolar británico, Sticky Toffee Pudding fue inventado en 1970 por un chef llamado Francis Coulson. Más extraño aún, no es realmente británico, porque el chef había adaptado una receta que le dio otra persona, ¡una receta que resultó ser canadiense!

Sin embargo, su reputación como postre británico clásico persiste y se come comúnmente en todo el Reino Unido, ¡particularmente en restaurantes donde recientemente ha regresado!

Sticky Toffee Pudding es un poco diferente a los budines británicos como Treacle Sponge, porque la masa utilizada para crearlo es mucho más delgada. Además, su dulzura proviene de los dátiles, que lo hacen lujosamente pegajoso sin ser demasiado pesado.

Variaciones

Esta receta se presta bien a algunas variaciones. Por ejemplo, sabe muy bien con un poco de especias (pruebe con nuez moscada, canela o clavo).

Si encuentra el dulce sobre dulce del bizcocho de toffee y la salsa de toffee un poco demasiado abrumador, ¡puede intentar servirlo con una salsa afrutada en su lugar!

Alternativamente, sirva el bizcocho con crema, helado o natilla inglesa. O, para hacerlo más lujoso, cúbralo con una bola de crema coagulada. ¡Mmm!

También puede intentar agregar nueces picadas a la receta o usarlas para cubrir el pudín. Las nueces o pacanas funcionan bien.


¿Qué es el pudín de caramelo pegajoso al vapor?

El pudín de caramelo pegajoso al vapor no es & # 8217t lo que los estadounidenses suelen pensar cuando escuchan la palabra & # 8220pudding & # 8221. Más bien, es un postre británico tradicional que es esencialmente un pastel al vapor, lo que significa que está súper húmedo, servido con una salsa tibia.


Aquí le mostramos cómo hacer el postre navideño favorito de Kate Middleton

Ahora que las medias están colgadas y los regalos envueltos, queda una pregunta importante: ¿Qué crees que está haciendo Kate Middleton en este momento? (Seamos realistas, siempre nos lo estamos preguntando). Afortunadamente, obtuvimos la primicia de Darren McGrady, autor del nuevo libro de cocina. El chef real en casa y, lo adivinaste, ex chef privado de la familia real. ¿Su apuesta? Está comiendo budín de caramelo pegajoso con crema cuajada, su postre favorito de las fiestas. Aquí le mostramos cómo hacer la receta de McGrady en casa.

1 & frac12 tazas empaquetadas de azúcar morena oscura

& frac12 taza más 1 cucharada de crema espesa

1 taza más 2 cucharadas de dátiles picados

4 cucharadas de mantequilla sin sal

1 cucharadita de extracto puro de vainilla

2 tazas más 2 cucharadas de harina para todo uso

Nata montada, nata cuajada o helado, para servir

1. Prepara la salsa: En una cacerola de fondo grueso, caliente el azúcar morena oscura, la mantequilla y la crema espesa a fuego alto, revolviendo con frecuencia, hasta que el azúcar se disuelva, aproximadamente 4 minutos.

2. Vierta aproximadamente 1 & frac12 tazas de la salsa en un recipiente para pudín inglés engrasado de 1 cuarto de galón o en una cazuela y deje que se enfríe por completo. Reserva la salsa restante para verter sobre el pudín terminado.

3. Prepara el pudín: En un tazón grande, vierta 1 taza de agua hirviendo sobre los dátiles secos y el bicarbonato de sodio. Revuelva hasta que el bicarbonato de sodio se disuelva y deje enfriar la mezcla. (Este paso se puede realizar con un día de anticipación).

4. Precaliente el horno a 350 & ordmF.

5. En el tazón de una batidora eléctrica equipada con el accesorio de paleta, bata el azúcar granulada y la mantequilla hasta que esté suave y esponjosa, aproximadamente 3 minutos. Agrega el huevo y el extracto de vainilla y bate hasta que se combinen. Incorpora la harina y el polvo de hornear seguido de la mezcla de dátiles. Vierta la mezcla en el plato preparado encima de la salsa fría.

6. Cubra la parte superior del plato con una hoja de papel pergamino y luego una capa de papel de aluminio envuelva el papel de aluminio sin apretar alrededor de la parte superior.

7. Transfiera el pudín a la rejilla del medio del horno y hornee hasta que al insertar una brocheta en el medio salga limpio, de 30 a 40 minutos.

8. Retire con cuidado el pudín del horno, retire el papel de aluminio y el papel pergamino y vierta el pudín en platos calientes. Vierta encima la salsa reservada y sírvala con nata montada, nata cuajada o helado.


Ver el vídeo: Πουτίγκα Kατερίνης (Diciembre 2021).